GUSTAVO GARGIULO

cornetto – baroque trumpet – early music coaching

Sobre el cornetto

Su sonido se ha descrito como «un rayo de sol».

Evocado en obras de Castiglione, Cellini, Shakespeare, Marlowe, Johnson, Voltaire. Representado por Veronese, Jan Brueghel, Caravagio entre otros, el cornetto fue uno de los instrumentos más importantes del siglo XVII.

Tocado en música civil y ceremonial, ópera, música de cámara, pero más a menudo en iglesias, este extraordinario instrumento tiene cualidades sonoras muy ricas que los compositores utilizan para evocar personajes físicos y simbólicos.

Sus cualidades vocales fueron descritas en los tratados como «la mejor herramienta para imitar la voz humana», pero su flexibilidad y habilidad virtuosa fueron protegidas para representar las Imágenes del Cielo (la voz de Dios) en la música de la iglesia y juntas en trombones y órgano real, los espíritus del infierno, en la ópera.

Entre los compositores más conocidos de estos instrumentos tenemos a Giovanni y Andrea Gabrieli, Orlando di Lasso, Claudio Monteverdi en Italia, de donde proceden los más importantes cornetas, y Heinrich Schutz, Dietrich Buxtehude, J.S. Bach del lado alemán.

La enorme popularidad del cornetto ha sido documentada en varias ocasiones, destacándose los siguientes dos testimonios, que describen diferentes practicas musicales del instrumento, asi sea junto a «instrumentos altos» (como trombones, bombardas), instrumentos suaves (concertando junto a cuerdas), concertando junto a la voz humana y en conjunto con el clavecín.

This feast consisted principally of Musicke, which was both vocall and instrumental, so good, so delectable, so rare, so admirable, so superexcellent, that it did even ravish and stupifie all those strangers that never heard the like…for mine owne part I can say this, that I was for the time even rapt up with Saint Paul into the third heaven…sometimes sixeteene played together upon their instruments, ten Sagbuts, foure Cornets, and two Violdegambaes of an extraordinary greatness; sometimes tenne, sixe Sagbuts and foure Beautiful Cornets; sometimes two, a Cornet and a treble viol.

Thomas Coryat, crónica sobre la fiesta de San Rocco, el 8 de agosto de 1608.


Esta fiesta consistió principalmente en musica, que era a la vez vocal e instrumental, tan buena, tan deliciosa, tan rara, tan admirable, tan superexcelente, que incluso embelesó y dejó estupefactos  a todos aquellos  que nunca oyeron nada parecido … En parte puedo decir esto, que por el momento estaba incluso arrebatado con San Pablo al tercer cielo … a veces dieciseis musicos tocaban juntos sus instrumentos, diez sacabuches, cuatro cornettos y dos vialas da gamba de una grandeza extraordinaria; a veces diez, seis sacabuches  y cuatro hermosos cornettos; a veces dos, un cornetto y una viola (da gamba) soprano.

There are, moreover, many players of others instruments, which I will not name, except for the Cavaliere Luigi del Cornetto of Ancona, who played it (the cornett) in one of my little rooms with a harpsichord which was completely closed and could barely be heard; and he played the cornett with such moderation and correctness that it astonished many music-loving gentlemen who were present, because the sound of the cornett did not exceed that of the harpsichord.

Hay, además, muchos intérpretes de otros instrumentos, que no nombraré, salvo el Cavaliere Luigi del Cornetto de Ancona, que la tocó [el cornetto] en una de mis pequeñas habitaciones con un clavecín que estaba completamente cerrado y apenas podía ser escuchado; y tocó el Cornetto con tal moderación y belleza que asombró a muchos caballeros amantes de la música que estaban presentes, porque el sonido del cornetto no excedía al del clavicémbalo.

Vicenzo Giustiniani, Discorso Sopra la musica dei suoi tempi, 1628

Ir arriba